Región y especialidades

 

Poitiers y sus alrededores se visitan por el placer de la vista… ¡y del paladar!
Cocina contundente y exquisita, sus especialidades tradicionales han ido transmitiéndose con orgullo de generación en generación. Los poseedores de esta sabiduría gastronómica exigen desde siempre materias primas de calidad que encuentran en esta generosa tierra. Delicias sencillas y auténticas desde el entrante hasta el postre.
Esta magnificencia y esta calidad definen el arte culinario poitevino. Un sabor pronunciado para las carnes en salsa. Entre cordero con label, cabrito o liebre, te será difícil escoger. Mantequilla con denominación de origen, queso de cabra Chabichou, aceite de nuez, melones, vino, etc. Las especialidades locales no faltan. ¡Y los restauradores no se han equivocado! No te resistas al farci poitevin (especie de paté de verduras), a la salsa de lumas (caracoles), al broyé du Poitou (especie de torta de mantequilla) o al tourteau fromager (pastel de queso).




• El farci poitevin
Una de las especialidades de esta gastronomía es, sin lugar a dudas, el farci poitevin, una especie de paté preparado tradicionalmente con verdura (col, acedera, acelgas, espinacas) cortadas en juliana y mezcladas con un relleno de panceta, pan húmedo y huevos. El conjunto, bien atado al interior de unas hojas de col y recubierto con una muselina de mantequilla, se cuece a fuego lento en una marmita de agua aromatizada con romero y laurel. Tras la cocción, el farci se corta en rodajas y se degusta caliente o frío.


• El melón de la zona alta de Poitou
Dulce, jugoso, firme, aromático... el melón ha encontrado en la zona alta de Poitou su tierra ideal. Avalado por el label de "Indicación Geográfica Protegida", este melón es fruto del saber hacer de productores exigentes y arraigados a su tierra. En el plato o en brocheta: el sabor está garantizado.


• El cordero de Poitou-Charentes
Procedente de una larga tradición ganadera, la calidad de la carne de cordero de Poitou-Charentes es unánimemente reconocida. Su delicado sabor lo convierte en uno de los platos regionales más apreciados.


• Los lumas
Los caracoles se benefician del beneplácito de los poitevinos desde la noche de los tiempos. Eran muchas las canciones que antaño se les dedicaban durante los banquetes y, en la actualidad, siguen haciendo las delicias del paladar. Se degustan en salsa, salteados con ajo, en terrinas o en patés... a cada cual su receta preferida.


• El Chabichou de Poitou
Estrella de los quesos de Poitou, el Chabichou es el orgullo de sus productores. Amorosamente elaborado a base de leche de cabra fresca y entera con denominación de origen, se afina 10 días como mínimo. Lo reconocerás por su forma única: un cilindro de 6 cm de altura. Para degustar al final de la comida o como aperitivo.


• El tourteau fromager
Esta especialidad pastelera regional a base de queso te sorprenderá por su aspecto antes de dejarte atónito por su sabor y su ligera textura. Se consume tradicionalmente en bodas y sigue siendo muy apreciado en la actualidad.


• El macaron de Montmorillon
Excelente selección de materias primas, sabiduría artesanal desde 1920, elegancia en las presentaciones... Rannou-Métivier te invita a compartir 90 años de pasión y a comer sus pastelillos con un tierno corazón de almendra. Con el label "Entreprise du Patrimoine Vivant" (Empresa del patrimonio vivo), la casa Rannou-Métivier te invita a conocer sus seis tiendas y su museo del macaron.


• El broyé du Poitou
Esta especie de torta con un delicado sabor a mantequilla festejaba antaño todos los eventos de la granja. Además de su sabor único, el broyé tiene otra particularidad: se reparte tradicionalmente con un puñetazo ofreciendo grandes trozos a los golosos y trozos más pequeños a los gourmets.


• La grimolle poitevine
Otro postre tradicional: la grimolle de manzana. ¿Su peculiaridad? Este pastel se cocinaba antaño en el horno de pan sobre una hoja de col. En la actualidad, un molde untado con mantequilla basta para lograr el sabor inimitable de las manzanas cocidas en una masa parecida a la de los crepes.


• Los vinos con denominación de origen de la zona alta de Poitou
Perfectos para acompañar la cocina regional, los vinos de la zona alta de Poitou acaban de obtener la denominación de origen controlada que recompensa su calidad y autenticidad. Date una vuelta por el corazón de su terruño, donde los viñedos se integran maravillosamente en las mesetas onduladas y arboladas. Comparte la pasión de los viñadores, que te invitarán a descubrir viñas y bodegas antes de degustar las 4 cepas tradicionales: chardonnay, sauvignon, gamay y cabernet.
 
 
Oficina de Turismo de Poitiers
45, place Charles de Gaulle - BP 377 - 86009 Poitiers cedex
Tel. : +33(0)5 49 41 21 24 - Fax : +33(0)5 49 88 65 84 - póngase en contacto con nosotros por e-mail
Del 21 de septiembre al 19 de junio: de lunes a sábado de 09.30 a 18.00 horas.
Del 20 de junio al 18 de septiembre: de lunes a sábado de 10.00 a 19.00 horas.
El domingo de 10.00 a 18.00 horas